Sigueme por email

miércoles, 12 de octubre de 2016


¿Porque me estoy enfermando tanto?

Pocas veces nos detenemos a reflexionar el porque nos enfermamos de padecimientos sencillos como las gripas, o hasta de algunos muy complicados, como diabetes, hipertensión, cáncer, entre otras que terminan deteriorando nuestra salud, a raíz de esto comentare acerca de la importancia de la salud mental pues la ausencia de esta puede estar ocasionando que estos padecimientos estén de forma constante con nosotros.
Octubre es a nivel mundial el mes dedicado a la salud mental, de hecho en mi país, El Salvador recientemente estuvimos celebrando el día del psicólogo salvadoreño, y el día internacional de la salud mental, ambas fechas coinciden con el 10 de octubre.

¿Porque es importante la salud mental?

La salud mental es un componente indispensable para el bienestar integral de los seres humanos, en palabras de la OMS la describen de la siguiente manera: «La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.»  
Habrá que evaluarse si estos bienestares se encuentran bien atendidos por nosotros pues un desequilibrio en ellos causa la perdida de la salud y por lo tanto surge la enfermedad corporal o psicológica.

¿Cómo saber si tenemos adecuada salud mental?

Para ello les presento una breve lista de los aspectos que componen cada bienestar y como debemos atenderles para estar bien en la medida de lo posible.
Bienestar físico
Se comprende como el adecuado y eficiente funcionamiento del cuerpo y sus sistemas hay capacidad física apropiada para responder ante diversos desafíos de la actividad vital que realizamos.

Para estar en óptimas condiciones debemos:

ü  Dormir lo suficiente.
Esto varía en relación a las propias necesidades del sujeto, aunque se sigue manteniendo el ideal de 8 horas por día.
ü  Alimentarnos Sanamente.
Es permitido de vez en cuando un pequeño desliz culinario, pero hacerlo muy seguido trae graves consecuencias a nuestro cuerpo.
ü  Practicar algún deporte, o simplemente caminar al aire libre.
Por las exigencias muchas veces laborales se nos hace difícil tener el espacio para la práctica deportiva constante, pero por lo menos una o dos veces a la semana debemos caminar al aire libre para mejorar nuestra circulación y ayudar a nuestro cuerpo a desintoxicarse.
Bienestar mental.
Este se manifiesta a través de ciertas habilidades, como las siguientes:

ü  Aprender y mejorar  capacidad intelectual.  
Siempre es bueno tomar un momento para aprender algo nuevo esto ayuda a nuestra salud, no siempre debe ser del medio laboral, puede ser algo más para poner en práctica nuestro lado artístico y creativo.
ü  Tomar decisiones bien pensadas y ponerlas en práctica.
Siempre será bueno cambiar de opiniones, y practicar lo decidido, pues sino no tendira mayor efecto sobre nosotros, además todos los procesos de cambio dan como resultado la mejora de nuestros procesos mentales, un pequeño cambio puede hacer grandes diferencias en nuestras vidas.
ü  Comprender nuevas ideas.
Acá podremos incluir desde el cambio de valores hasta el uso de la tecnología, pues la capacidad de adaptarnos a lo nuevo, nos permite encajar y comprender mejor el ambiente familiar, laboral, económico,  donde estemos ubicados en esos momentos.
Bienestar psicológico.
Es un concepto amplio que incluye dimensiones sociales, subjetivas y psicológicas, así como comportamientos relacionados con la salud en general que llevan a las personas a funcionar de un modo positivo. La psicóloga Carol Ryff, profesora en la Pennsylvania State University y directora del Institute of Aging, desarrolló un modelo de bienestar psicológico formado por seis dimensiones, las cuales se muestran a continuación.
ü  Auto aceptación. 
Desde el momento que nos aceptemos tal cual somos, nuestra salud en todo aspecto mejorara, pues evitaremos tensión o ansiedad por no ser lo que otros esperan que seamos sino que estaremos en armonía con nosotros mismos lo cual trae paz interior, calma y serenidad, todo benéfico para nuestro cuerpo.
ü  Relaciones positivas.
Si me despejo de todos aquellos que me hacen sufrir, llámense personas, actitudes, conductas o pensamientos que me causan daño físico o mental, si aprendo a controlar y sanar mis relaciones conmigo mismo y otros estaré libre de ataduras
ü  Propósito en la vida. 
Siempre hay que tener momentos en nuestra vida para reflexionar acerca de que o cual será nuestra nueva meta o propósito en esta vida, pues el conformismo puede llegar a enfermarnos.

 Crecimiento personal. 
Tal como se nota en los otros bienestares, es bueno aprender algo diferente, esto no solo mantiene alta nuestra autoestima sin o también ayuda a que nuestro cerebro se mantenga activo y evite enfermedades como alzhéimer, o demencia senil a temprana edad.  
ü  Autonomía
Sea independiente, en todo sentido pues esto le brinda más libertad en la toma de decisiones, el depender de la opinión de alguien especifico o de otras personas puede causar problemas de estrés y ansiedad, recuerde que será difícil complacer a todos y el intento de serlo puede causarle problemas de salud que solo terminaran dañando su mente y cuerpo.
ü  Dominio del entorno. 
Independiente del lugar y situación donde estemos por nuestra propia salud debemos adaptarnos y obtener el mejor de los provechos del mismo, aunque este sea tenso y hostil, qué si me opongo a este, terminare enferma y sin alientos para seguir luchando, mientras que al adaptarme existen las posibilidades de cambiarlo y hacerlo a mi manera.

Y por último aparte de todas estas situaciones planteadas he de comentar los beneficios para la salud mental que nos proporciona la práctica aunque sea breve de la meditación pues los beneficios que se corroboran de manera científica son múltiples al practicarla aunque sea de forma breve pero constante, además es doble el beneficio pues no solo ayuda al cuerpo sino también a nuestras emociones.
Si ponemos en prácticas todos estos breves consejos veremos cómo nuestra salud mejora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario